Descubriendo las Pruebas de Compostabilidad para Plásticos Compostables

Bolsa para residuos orgánicos certificada compostable, cumple con los estándares y pruebas de compostabilidad.

En la búsqueda de soluciones sustentables, las bolsas y empaques certificados compostables emergen como una alternativa prometedora. Pero, ¿qué son estas alternativas compostables? ¿Cómo podemos estar seguros de su compostabilidad? Exploremos las pruebas que garantizan su biodegradación y los beneficios que ofrecen a empresas y consumidores.

¿Qué son los plásticos certificados compostables?

En un mundo cada vez más consciente de los impactos ambientales del plástico, las alternativas certificadas compostables surgen como una solución prometedora. Pero, ¿qué los distingue de los plásticos convencionales? Los plásticos compostables son materiales diseñados para descomponerse de manera biológica, por la acción de microorganismos presentes bajo condiciones controladas de temperatura y humedad, dichos plásticos son digeridos junto con residuos orgánicos, convirtiéndose en un mejorador de suelos altamente rico en nutrientes, y una alternativa más sustentable a los plásticos tradicionales.

A diferencia de los plásticos convencionales, que pueden persistir en el medio ambiente durante cientos de años sin degradarse completamente, los plásticos compostables están formulados con materiales biodegradables que se descomponen en componentes naturales, como agua, dióxido de carbono y biomasa, en un período de tiempo relativamente corto.

¿En qué consisten las Pruebas de Compostabilidad?

Las pruebas de compostabilidad están diseñadas para evaluar la capacidad de un material para descomponerse de manera biológica en condiciones de compostaje. Estas pruebas se utilizan para determinar si un producto o material es compostable y cumple con los parámetros establecidos en las normas.

Las pruebas de compostabilidad incluidas en la norma NMX-E-273-NYCE-2019 son las siguientes:

    1. Desintegración: esta prueba evalúa la velocidad a la que un material se desintegra en pequeños fragmentos en un ambiente de compostaje. Se mide el tiempo que tarda en desintegrarse el 90% del material.
    2. Biodegradación: esta prueba evalúa la capacidad de un material para ser metabolizado por microorganismos presentes en el compost. Se mide la cantidad de carbono del material que se transforma en dióxido de carbono (CO2) durante el proceso de compostaje.
    3. Ausencia de efectos adversos: esta prueba evalúa si el material compostable causa efectos negativos en el proceso de compostaje, como inhibición del crecimiento de las plantas o toxicidad para los microorganismos.
    4. Calidad del compost: esta prueba evalúa la calidad del compost resultante del proceso de compostaje del material. Se analizan parámetros como el contenido de nutrientes, pH, presencia de metales pesados y otros contaminantes.

Estas pruebas deben ser realizadas por laboratorios acreditados para garantizar la objetividad y confiabilidad de los resultados. Cumplir con los estándares establecidos en la norma NMX-E-273-NYCE-2019 garantiza que un material es compostable y puede ser gestionado adecuadamente en procesos de compostaje. 

Certificaciones Nacionales e Internacionales: Garantía de Calidad

Además de los estándares internacionales reconocidos, como EN 13432, ASTM D 6400 y OK Compost Industrial, en México existen certificaciones nacionales  voluntarias como la NMX-E-273-NYCE-2019 y la norma local de la Ciudad de México NACDMX-010-AMBT-2019 que buscan garantizar la compostabilidad de empaques, envases y embalajes que cumplen con los parámetros que cada una especifica.

 La Norma Mexicana NMX-E-273-NYCE-2019 establece los requisitos y especificaciones para los productos plásticos compostables y los materiales compostables, asegurando que cumplan con estándares de biodegradabilidad y desintegración en condiciones de compostaje.

Por otro lado, la Norma Mexicana NACDMX-010-AMBT-2019 establece las características, especificaciones técnicas y métodos de prueba que deben cumplir las bolsas y productos plásticos de un sólo uso para ser considerados compostables de conformidad con la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal y su Reglamento.

Contar con certificaciones mexicanas garantiza a las empresas y consumidores locales que los plásticos compostables cumplen con los estándares de calidad y sustentabilidad establecidos por las autoridades nacionales. Esto no solo promueve la confianza en los productos, sino que también facilita el acceso a mercados específicos y refuerza el compromiso de las empresas con el desarrollo sustentable en México.

Beneficios para las Empresas

Con la creciente preocupación por el impacto ambiental de los residuos plásticos, las autoridades mexicanas están implementando regulaciones más estrictas para promover prácticas comerciales responsables. El uso de plásticos certificados compostables ayuda a las empresas a cumplir con estas normativas, evitando posibles multas y sanciones por el uso de materiales no biodegradables. Además, alinearse con las regulaciones ambientales mexicanas mejora la reputación de las empresas ante los consumidores y fortalece su posición en el mercado nacional; además de los beneficios en términos de Sustentabilidad.

Apostando por un Futuro Sustentable

Integrar plásticos compostables en las operaciones empresariales no solo es una decisión ética y ambientalmente responsable, sino también una estrategia inteligente para mantenerse en cumplimiento y asegurar la viabilidad a largo plazo de los negocios en México.

Las pruebas de compostabilidad son fundamentales para garantizar la degradación de un empaque, envase o embalaje, mientras que las certificaciones nacionales e internacionales brindan confianza a los consumidores. Apostar por estos materiales no solo es una decisión ambientalmente consciente, sino también estratégica para el éxito empresarial en un mundo cada vez más preocupado por la sustentabilidad.

Otros articulos

Impulsar la Economía Circular: El Compromiso de BASF

Impulsar la Economía Circular: El Compromiso de BASF

En un mundo cada vez más consciente de la importancia de reducir los residuos y aprovechar al máximo los recursos, la economía circular se presenta como una solución clave. En este contexto, BASF se destaca por su compromiso con la promoción de prácticas sustentables...

leer más